«

»

ene 02

Año nuevo,…

Comienza un nuevo año. Seguro que al finalizar el anterior has hecho evaluación de lo que ha sucedido, y te has dado cuenta que, como todos los años, ha habido cosas buenas y no tan buenas, objetivos logrados y otros que se han quedado por el camino, bien porque dejamos de considerarlos importantes, bien porque no hemos sido capaces de superarlos. Cosas que podrías haber hecho mejor, y otras en las que te has sorprendido de tu respuesta ante una situación complicada. Personas que te han fallado en momentos difíciles y otras que, sin embargo, te han sorprendido por el apoyo que te han proporcionado cuando no esperabas eso de ellas.

Cada entrada de año despierta en nosotros unas ganas enormes de mejorar, de proponernos retos nuevos, de perseguir sueños que, por la causa que sea, en años anteriores se han quedado en el tintero.

Una vez hecha la evaluación y la elección de los objetivos o propósitos para el nuevo año, nos enfrentamos con lo más complicado, mantener una actitud positiva ante las diferentes situaciones que nos vamos a encontrar y ante las que tendremos que sobreponernos, pues en muchas de ellas nos veremos sobrepasados, teniendo la sensación de que escapan de nuestro control, es más, muchas de ellas no estarán bajo nuestro control.

Es en esos momentos cuando es más importante hacer todo un ejercicio de automotivación, de reevaluar los objetivos o las metas propuestas, de buscar apoyos que, en principio no teníamos pensado solicitar, de reflexionar acerca de si realmente lo que nos hemos propuesto merece un esfuerzo enorme,…

Muchas veces nos proponemos objetivos que tienen un coste tan alto que debemos decidir si merece la pena tanto esfuerzo para conseguirlos.

Proponte objetivos alcanzables, que sean importantes para ti pero que estén en tu mano conseguirlos,…, y si tienes tiempo, puedes servir de apoyo al que tienes a tu lado para que alcance los suyos .Es una sensación maravillosa.

Deja un comentario