Crisis y Solidaridad

El impacto de la crisis económica por la que atraviesa nuestro país está fuera de toda duda. Se destruye empleo, se llevan a cabo recortes en prestaciones básicas como educación o sanidad,…, todo ello con el fin de cumplir unos objetivos de déficit que están haciendo que los españoles nos estemos convirtiendo en auténticos expertos en macroeconomía a base de ver, leer y escuchar la ingente cantidad de información referida a la situación económica.

Sin embargo, hay un dato que hace que nos podemos sentir orgullosos de nuestros conciudadanos y es la tremenda cantidad de personas que, de una u otra forma, se solidariza con los demás.

Se puede ser solidario aportando una cantidad económica mensual o puntual a las muchas entidades de acción social con las que contamos y que tan buen trabajo realizan, o bien realizando aportaciones en especies, alimentos, juguetes, ropa,…Algo que en fechas como la Navidad sufre un repunte en cuanto a donaciones y campañas de recogidas de materiales.

Hay otra forma de ser solidario y es el prestar servicios de voluntariado. Volunari@ es aquel que dona su tiempo para ayudar a los que más lo necesitan. Y si algo llama la atención en estos tiempos es la muy importante cantidad de personas que se acercan a las organizaciones con el fin de aportar su valioso tiempo en ayudar a los demás. El aumento de la situación de desempleo ha supuesto que muchas personas busquen en la acción voluntaria una forma de llenar su tiempo entre los cursos de formación y la búsqueda activa de empleo. Y es que no hay nada más importante para la propia autoestima que sentirse útil y valorado.

Ser voluntari@ en los tiempos que corren no es fácil. Las necesidades son muchas, cada vez más, y las entidades sociales cuentan cada vez con menos recursos. Por eso es tan reseñable la situación actual. Cada persona que decide ser voluntaria tiene su propia historia personal, y también se ve afectada por la crisis, en mayor o menor medida, de ahí que su decisión de ser voluntari@ debe tener una merecida recompensa en forma de afecto y agradecimiento de parte de toda la sociedad. 

Deja un comentario