La Buena Motivación

Un aspecto fundamental para la práctica deportiva y para cualquier otra actividad que realicemos en nuestra vida es la MOTIVACIÓN. Sin una buena base de motivación es prácticamente imposible poder llegar a los objetivos que nos marquemos o que nos marquen.

Pero el conseguir la motivación adecuada para lograr esos objetivos va más allá de las palabras de ánimo o de las voces de un entrenador o los compañeros. En muchas ocasiones pensamos en motivar y nos viene a la cabeza una piña de jugadores en el centro del campo o un video de Pep Guardiola antes de una final de Champions. Sin embargo, la motivación es alg que debemos trabajar día a día en todos los ámbitos de nuestra vida: familia, trabajo, ocio,…
Para conseguir una buena motivación es fundamental el trabajar con los reforzadores que más nos gusten, y que sirvan para aumentar nuestra motivación por una tarea. por ejemplo, podemos pensar en que cuando terminemos de realizar las tareas del hogar, saldremos a dar un relajante paseo o nos iremos a una no tan relajante sesión de spinning.
Unir conductas y refuerzos nos va a hacer estar más motivados por realizar esa tarea.

Sin embargo, como con la mayoría de las cosas en nuestra vida, la clave de la motivación está en encontrar la justa y necesaria para afrontar una tarea.
Una baja motivación por una tarea va a hacer que nuestro rendimiento sea deficiente, pues no tendremos las «ganas» necesarias para llevar a cabo el esfuerzo, mental o físico, que nos supone.
Una motivación alta en exceso puede provocar también un descenso en nuestro rendimiento, ya que este exceso puede provocarnos estrés por no conseguir nuestro objetivo.
Encontrar la motivación adecuada para nuestra vida no es tarea fácil, y no debemos dejar de buscarla para hacer frente al día a día.

Deja un comentario