«

»

ene 02

Los propósitos del nuevo año

Antes que nada, Feliz 2017 a tod@s!! que venga repleto de salud y felicidad.

Como es de obligado cumplimiento e el mundo de los blogs, el primer post del año tiene que tratar sobre esos propósitos que, en los escasos momentos que tenemos durante las Navidades entre comidas, cenas y recenas, nos marcamos para el año que va a comenzar o que dejamos, como en más de un caso, para cuando pase la fiesta de Reyes, que hasta entonces y con el roscón, no acaban las fiestas.

Son muchos y muy loables los propósitos que año tras año nos marcamos para ser mejores o sentirnos mejor, pero en muchas ocasiones creo que nos establecemos unas metas demasiado altas. Entre los más usuales: dejar de fumar, hacer ejercicio, seguir una dieta,…

Resultado de imagen de propósitos de año nuevo

En términos prácticos, un propósito es un objetivo que queremos conseguir en un plazo determinado y con un fin específico. Por ejemplo, voy a ir al gimnasio para poder sentirme mejor. El problema que nos encontramos año tras año es que no somos capaces de conseguir esos objetivos y al final desistimos de marcárnoslos a sabiendas de que el esfuerzo que nos va a suponer no vamos a ser capaces de llevarlo a cabo.

Deberíamos ser más realistas en los propósitos/objetivos que queramos alcanzar, esto es, establecerlos tras haber evaluado los costes que nos va a suponer lograrlos y si la recompensa del logro compensa ese esfuerzo.

También deberíamos hacer un esfuerzo extra por ser constantes en la búsqueda de esos esfuerzos, ya que seguro que por el camino saldrán mil y un impedimentos que nos llevarán a la tentación de tirar la toalla.

Recuerda que son propósitos personales, y que todo lo que implique a otras personas va a depender de variables que quedan fuera de tu control por mucho que te esfuerces.

Conseguir esos logros implica salir de nuestra zona de confort, y eso no es cómodo, más bien nos sentiremos atacados y tendremos muchas tentaciones de volver a la casilla de salida y de terminar el año como lo empezamos.

Sí os pediría un esfuerzo en lograr un propósito que todos deberíamos marcarnos sí o sí: intentar ser felices y hacer felices a los que nos rodean. Posiblemente sea el más difícil y el más bonito de todos los objetivos que nos podamos marcar.

Yo tengo el mío personal: volver a retomar el blog y la escritura, algo que tengo un poco de lado. Espero que me acompañéis y ,e hagáis más fácil el conseguirlo y no desistir.

 

Deja un comentario