mar 29

¿Qué hacemos en las redes sociales?

No hace muchos días tenía una interesante conversación acerca del uso que damos a las redes sociales, especialmente Facebook o Instagram. Charlábamos acerca de la actitud generalizada de utilizar estas redes fundamentalmente para poner las cosas buenas o bonitas que nos suceden, mostrando una imagen utópica de nosotros mismos, más que una imagen real de lo que es nuestra vida.

Tengo claro que para muchas personas el uso de estas redes sociales se convierte en un escaparate de cómo les gustaría que fuera su vida más que una imagen real de la misma e incluso puedo aventurar que alguna lo utiliza para dar cierta envidia a sus “amigos” o “seguidores”:

  • viajes fantásticos, sin explicar la pérdida de maletas o lo nefasto de la comida del hotel
  • cenas maravillosas, obviando la presencia inoportuna del amigo al que no tragamos y que nos amarga la noche o el mal servicio del restaurante en cuestión
  • compartimos maravillosos vestidos, zapatos, coches sabiendo que difícilmente tenemos acceso a ellos
  • parecemos cultos poniendo maravillosas obras de arte o libros que jamás hemos leído
  • fotografiamos nuestras creaciones culinarias, dejando de lado el estropicio que montamos en la cocina
En fin, vendemos nuestra imagen, y eso no es malo, lo realmente preocupante es terminar creyendo que lo que se publica en las redes sociales es “tu vida”. Estamos acostumbrado a “vender” una imagen de nosotros mismos, nos lo exigen a la hora de pasar una entrevista de trabajo, cuando hacemos nuevos amigos o al llegar al gimnasio, pero tenemos que tomar cierta distancia entre esa realidad y la verdadera. A todos nos gusta que los que nos rodean tengan una imagen positiva de nosotros.
Hace unos meses una periodista me preguntaba por las imágenes que inmigrantes subsaharianos colgaban en sus muros de Facebook junto a buenos coches con el fin de que sus familias creyeran que las cosas les iban de maravilla en Europa, cuando lo normal es que acabaran de limpiar en la calle dicho vehículo. Este es el enlace al reportaje:
Ellos utilizan esta técnica para hacer creera sus familias que son unos triunfadores y que los esfuerzos que han hecho por mandarlos a Europa en busca de una vida mejor han dado sus frutos.
Y nosotros?. Cuál es el motivo?.

mar 28

Reseña Entrenas o educas en melillaesdeporte.es

“¿Entrenas o educas?”, un manual obligatorio para los equipos de cantera

Venancio Mateo 09-12-2015 – Portada principal

◦El psicólogo deportivo Enrique Roldán ha publicado su primer libro con recomendaciones para los entrenadores, directivos y padres de los conjuntos de base172-314-large

El 13 de junio del año 2013 Enrique Roldán publicó un artículo titulado “¿Entrenas o educas?” en la sección que firma sobre psicología deportiva en Melillaesdeporte.es. Era el germen de un libro, un texto que vio la luz hace apenas dos semanas editado por MCSports, y que perfectamente podría ser un manual de uso y comportamiento en los equipos de cantera.

El citado artículo comenzaba de la siguiente manera: “¿Te dedicas a entrenar a chavales en el deporte base? Muchas gracias, de corazón. Sólo el que se dedica a esta actividad conoce el tiempo que le dedica, las preocupaciones que le acechan y el grado de responsabilidad que supone tener a los hijos e hijas de otras personas a su cargo durante tres o más horas a la semana con frío, calor, lluvia o viento. Conocerás de sobra el número de llamadas para confirmar horarios de partidos, idas y venidas para dejar a los chicos en sus casas o recogerlos, horas de preparación de los entrenamientos o partidos y siempre con un talante positivo. Y sólo los entrenadores de base conocen el sacrificio que supone para sus propias familias el dedicar un fin de semana tras otro al deporte dejando en ocasiones un poco de lado las obligaciones o el ocio con sus seres queridos…”.

Así arranca también uno de los capítulos de su primer libro, concretamente el segundo, titulado “¿Por qué te decides a entrenar?”. Y es que este libro tiene algo de Melillaesdeporte.es, así lo reconoce el propio Roldán en la página 59: “Todo comenzó una noche de verano. Sí, de esas en las que el calor no te deja conciliar el sueño. Pensaba en los artículos sobre psicología deportiva que podía preparar para Melillaesdeporte.es, donde desde hace más de un año me hacen el favor de publicar mis reflexiones sobre el tema…”. Por ello tenemos que darle las gracias, pero también por la serie de consejos que ha puesto a disposición de entrenadores, directivos y padres de los conjuntos de base, que es realmente lo importante.

Enrique Roldán nos recuerda en sus líneas, por ejemplo, que un técnico de cantera tiene que cumplir más una labor educativa que deportiva. Los entrenadores que trabajan con niños, apunta el melillense, tienen que saber motivar, conocer a los pequeños, ser consecuentes con sus decisiones y presentar un comportamiento correcto, además de tener una formación adecuada acorde con la edad de sus jugadores.

La moraleja está clara, un técnico de base no debe parecerse a un entrenador profesional. Es decir, sus objetivos tienen que ser de realización, no de resultados. Debe fijar unos objetivos específicos y claramente definidos, deben ser atractivos y realistas, y a la vez deben ser objetivos individuales y también colectivos.

“¿Entrenas o educas?” también habla de la autoconfianza, de la motivación, del liderazgo o del papel que deben jugar los padres. Es un compendio de consejos, un manual que debería ser de obligada lectura en las federaciones y los clubes deportivos. Es un libro de Melilla, hecho por un melillense y con mucha proyección, una buena lectura para estos días de asueto que se acercan.

sep 01

Vuelta al cole (ya viene)

Comienza septiembre, y si para los adultos el comienzo del año supone una revisión de lo que hemos realizado y un establecimiento de propósitos y objetivos para el año que comienza, algo así  supone este mes para los escolares.

La vuelta al cole, dejando atrás el periodo estival, supone el retomar hábitos y rutinas que durante más de dos meses han sido apartados y relevados por otros mucho más placenteros y divertidos. Levantarse tarde, dedicarse en exclusividad a la diversión o dedicar el mayor número de horas diarias al juego son hábitos que deben ser relegados y sustituidos por otros, algunos de ellos bastante menos divertidos.

Vuelta al cole

Si queremos que nuestros hijos tengan un retorno a sus actividades escolares lo más placentero posible, es necesario que los guiemos en la modificación de esos hábitos y rutinas.

1.- Horarios. Es uno de los más complicados de modificar. De no tener horarios para levantarse o acostarse durante los meses de verano, deben volver a introducir en sus vidas el tan odiado despertador. La clave: que los escolares se acostumbren a acostarse temprano y poco a poco se reeduquen en el horario escolar, ya que es más que necesario que duerman las horas suficientes para un buen rendimiento académico.

2.- Objetivos: El objetivo básico es sacar el curso adelante, pero hay otros que se debe hablar con los chicos y chicas para que los descubran por sí mismos y los interioricen mejor: leer más, realizar los deberes, estar atentos a sus tareas y actividades, responsabilizarlos de sus obligaciones,… Estos objetivos de rendimiento son los que van a posibilitar que los resultados en los boletines finales sean los esperados.

3.- Adecuar el espacio: todos necesitamos nuestro espacio para desarrollar nuestro trabajo, y los estudiantes no son una excepción. Una habitación con iluminación, sin ruidos y con pocas cosas que les distraigan va a favorecer la concentración y mejorar el rendimiento. Además es importante hacer una previsión de los materiales que van a necesitar para realizar los deberes, lo que evitará que estén continuamente levantándose a por la goma, el sacapuntas o la regla.

4.- Rutina de actividades: las actividades extraescolares han entrado en tromba en la vida de los escolares. La tarde no sólo se dedica a las tareas o el estudio sino también a la asistencia a clases de idiomas, instrumentos musicales o actividades deportivas. Es necesario que, como padres, sepamos distribuir el tiempo requerido para los deberes y el resto de actividades para no sobrecargar el día de los chicos con un sinfín de trayectos en coche y tareas a deshoras. En muchas ocasiones un exceso de estas actividades puede suponer un empeoramiento del rendimiento escolar. En ocasiones, y con el paso de los años, habrá que sacrificar alguna de estas actividades en pos de un mejor rendimiento académico.

5.- Nuevas tecnologías: cada vez nos estamos acostumbrando más a que nuestros hijos estudien con el móvil, la Tablet o el ordenador al lado. Para determinadas tareas pueden ser necesarios pero debemos controlar que no sirvan para distraerlos de sus obligaciones jugando o chateando por whatsapp con sus compañeros.

6.- Implicación: Es necesario que los padres se impliquen en la vida escolar de sus hijos. Eso no quiere decir que sean su agenda o que tengan que solventarles los problemas con los que se encuentran a diario. Pero sí que es fundamental que preguntemos a diario cómo ha ido el cole o el instituto, conozcamos quiénes son sus profesores o sepamos las relaciones que se establecen en el aula con los compañeros.

Y sobre todo debemos apoyar y animar a nuestros hijos en los momentos complicados por los que, casi seguro, van a pasar durante el curso que van a afrontar, y decirles lo orgullosos que estamos de ellos cuando consigan las pequeñas metas que se les van a ir presentando día tras día.

ago 24

Música y deporte

La música y la práctica deportiva tienen una relación más que estrecha. Si piensas en atletismo seguro que pondrás la maravillosa banda sonora que Vangelis compuso para Carros de Fuego, si piensas en boxeo acudirá a tu cabeza el Eye of the Tiger de la banda sonora de Rocky, y en el fútbol tenemos registros que van desde el Viva la vida de Coldplay, del Barça de Guardiola, al Resistiré del Duo Dinámico que utilizó Paco Chaparro en su etapa en el Betis.

w250-lifestyle_3

Es más, si observamos a los deportistas profesionales, los auriculares están presentes constantemente. Los nadadores salen con ellos a sus puestos de lanzamiento en la piscina, vemos a diario a futbolistas o baloncestistas llegar a estadios y canchas con sus enormes “cascos”, en los vestuarios se crean listas de canciones motivadoras para los equipos, e incluso se tiene algún himno de guerra para las competiciones (un exfutbolista de la U.D. Melilla me contaba hace unos años que cuando iban en el autobús al estadio ponían el himno de La Legión).

Estoy convencido que si eres una de las muchas personas que salen a correr o andar a diario o que acude con asiduidad al gimnasio hay un complemento que no falta en tu indumentaria: los auriculares conectados a tu reproductor de música. Practicar tu deporte favorito mientras escuchas una música que te ayuda a seguir adelante con el esfuerzo que estás realizando es una experiencia muy positiva.

¿Por qué la música tiene ese impacto en nosotros cuando practicamos deporte? La música tiene la capacidad de influir en nuestro sistema nervioso provocando muy diversas respuestas, entre otras: activa y aumenta nuestra resistencia, es capaz de acelerar nuestro ritmo cardiaco y el pulso preparándonos para el esfuerzo, favorece la coordinación de movimientos musculares, aumenta nuestra resistencia física y mental, mejora nuestra capacidad atencional y de concentración… Además la música puede inducir en nosotros sentimientos positivos y mejorar nuestro estado de ánimo, y es ahí donde radica buena parte de su poder motivacional.

Son muchos los estudios que han analizado la variable musical en la práctica del deporte, incluso alguno de ellos proponen las canciones más motivadoras. Soy de la opinión de que cada uno de nosotros necesita una música distinta para practicar su deporte, de ahí, y tan sólo con ánimo informativo, os dejo algunas de las que mejor me sirven a mí para este propósito:

  • Play Hard, David Guetta.
  • Loves Runs Out, One Republic
  • Uptown Funk, Mark Ronson & Bruno Mars
  • #ThatPower, Will.I.Am
  • Don´t Worry, Madcon

¿Y tú, con qué música te motivas?

ago 06

Busca tu motivación

Muchos y muchas estaréis de vacaciones, afortunados sois con los calores que estamos teniendo. A los que decidimos disfrutar de nuestro mes de tranquilidad en julio ya se nos acabó el descanso y hemos vuelto a las andadas.

La vuelta de las vacaciones es, posiblemente, uno de los periodos en los que es más difícil volver a engancharse a las actividades de la vida diaria. No sólo la vuelta al trabajo o a los estudios, sino también retomar el gimnasio, el running, la práctica de tu instrumento musical favorito o las consabidas clases de idiomas. Durante esos días hemos intentado desconectar de nuestras rutinas, nuestros agobios y nuestras responsabilidades diarias (¿quién inventaría los móviles?) y las hemos sustituido por las mañanas en la playa o en la piscina, leer un buen libro o disfrutar con la familia y amigos del tiempo que durante el resto del año dedicamos a otros quehaceres. Este tiempo de relajación es necesario pues nuestro cerebro necesita, de vez en cuando, ese “stand by” que lo deje reposar durante unos días.

De ahí que en la vuelta de las vacaciones, y los niños son un claro ejemplo de ello en la vuelta al cole, necesitamos de una motivación extra para arrancar de nuevo con nuestras actividades diarias.

Cada uno de nosotros va a buscar esa motivación individual que es la que nos hace arrancar y mantenernos en nuestra actividad diaria durante los próximos meses. Muchos buscarán objetivos y metas a medio o largo plazo (por ejemplo, retomar las clases de preparación de las oposiciones o ahorrar unos euros para hacer un viaje el próximo puente) y otros buscarán una sensación más cercana de logro en las pequeñas metas que nos marcamos día a día (encontrar el tiempo para salir a correr o leer esa novela que tenemos pendiente).

Ambos tipos de objetivos (a corto o a medio y largo plazo) son necesarios para que nuestra mente sea capaz de afrontar los esfuerzos que le vamos a exigir.

Busca recompensas a corto plazo que te ayuden a continuar en esos primeros momentos en los que se hace cuesta arriba retomar la actividad: salir a cenar el viernes o comprarte unos auriculares nuevos para ir al gimnasio. Esas recompensas son las que nos van a ir dando los ánimos suficientes para afrontar las exigencias que nos planteamos y van a posibilitar el que cumplamos con los objetivos o metas que nos hemos marcado.

Me ha gustado la iniciativa de Melillaesdeporte.es de colgar en la web y en redes sociales frases e imágenes motivadoras para afrontar los momentos diversos de la semana. Es una pequeña pero importante ayuda para, de una manera gráfica, recordarnos que toda recompensa exige un esfuerzo.

jul 28

Las despedidas

La vida profesional de un deportista no es muy larga. Si hablamos, por ejemplo, de un futbolista puede ir de los 18 a los 35 años, aproximadamente y generalizando mucho, ya que va a depender de muchas cuestiones: la posición en el campo (los porteros suelen ser más longevos, miren a Buffon), si las lesiones han respetado al jugador o si ha sabido cuidarse a lo largo del paso de los años. images Lo que está claro es que, como casi todo, la actividad profesional del deportista tiene un final. Hay finales obligados y dramáticos (cuántos jugadores tienen que dejar de practicar el fútbol por sufrir una lesión que le impide su vuelta a los campos o pueden volver a jugar pero con sus condiciones muy mermadas!), hay finales en los que los propios jugadores ven que ya no pueden rendir al nivel que todos esperan de ellos y prefieren dejarlo antes que verse en situaciones que no desean (banquillo, no convocatorias, críticas y sobre todo, no responder en el campo; el caso de Puyol es el más cercano que recuerdo) y hay finales que se producen por decisiones de los cuerpos técnicos que en esos momentos son los máximos responsables de lo que ocurre en el club para bien y para mal. En ocasiones estas despedidas son consensuadas entre técnicos y jugador (la marcha de Xavi Hernández del FC Barcelona fue ejemplar) y es mucho menos impactante y abre menos fisuras en la imagen que una institución deportiva tiene. En otras ocasiones, el punto de vista del cuerpo técnico y el jugador no es el mismo, y aquí es donde nos encontramos con un problema que puede afectar gravemente a un club deportivo, la división de opiniones y pareceres entre todos los implicados, incluidos medios de comunicación y afición. Este verano hemos sido testigos de algunos de estos casos. La marcha de Iker Casillas del Real Madrid, con su posterior rueda de prensa en solitario, llorando por dejar de ser el gran capitán de su club, nos impactó a todos y dejó la imagen del Real Madrid bastante tocada en cuanto a su historia de club señor. En Melilla tenemos un caso parecido con Chota, el gran capitán de la UD Melilla, que a sus 40 años y 11 temporadas en el club ha visto como no se ha alcanzado un acuerdo para su renovación. También la imagen en la rueda de prensa ha sido impactante, especialmente por la dureza de muchas de sus palabras. La gestión de equipos se basa en la toma de decisiones, algunas de ellas difíciles, muy difíciles, y corresponde tomar esas decisiones a las personas que tienen bajo su responsabilidad los designios de un club. Más adelante se analizará y evaluará si la decisión ha sido un acierto o un error. Considero que un entrenador debe trabajar con los jugadores que desea, sin imposiciones de ninguna clase por parte de nadie. Dentro de las posibilidades económicas, el técnico será el encargado de confeccionar la mejor plantilla posible de cara a la obtención de los objetivos planteados. Al final de temporada será el momento de hacer análisis y considerar si las decisiones fueron correctas o no, pero no antes. Todas las rupturas son difíciles y pocas de ellas agradables.

may 26

Campamentos de verano

Se acerca el final del curso escolar y las tan ansiadas vacaciones estivales para nuestros hijos. Unas vacaciones de más de dos meses de duración en las que muchas familias se ven en la tesitura de tener que buscar actividades donde poder entretener a los niños y niñas durante el periodo en que los padres se encuentran trabajando a la espera de poder disfrutar del mes de vacaciones en familia.

th

Son muchas las actividades o campamentos que se nos ofertan hoy día a los padres para nuestros hijos. Algunas se desarrollan en la ciudad, otras conllevan el desplazamiento del joven a otros puntos de la geografía española e incluso al extranjero. Tenemos campamentos de idiomas, de actividades artísticas, recreativos, y por supuesto deportivos.

Teniendo en cuenta que muchos padres se verán en la necesidad de tener que optar por este tipo de actividades, propongo que se elijan en función de criterios como el gusto de los chicos por la actividad ofertada, la capacitación de los monitores de los campamentos o las posibilidades de desarrollo de determinadas capacidades en las que nuestros hijos puedan necesitar algún tipo de refuerzo, como es el caso de las actividades relacionadas con el aprendizaje de idiomas.

Además de tener a nuestros hijos entretenidos mientras nosotros trabajamos, los campamentos de verano pueden tener algunas funciones muy positivas en el desarrollo de los chicos.

– La capacidad de socializarse se verá puesta a prueba ya que en muchas ocasiones tendrán actividades que realizarán con otros jóvenes con los que no han tenido contacto nunca y que van más allá del grupo de amigos o del de compañeros de clase.

– Podrán desarrollar o mejorar capacidades que durante el curso escolar se ven supeditadas a las horas de estudio y preparación de exámenes propios de la edad escolar, como las actividades artísticas o las deportivas. Dedicar una mañana a tu deporte preferido o a mejorar en el manejo de la acuarela suele ser más motivante que las mates o la lengua.

– Se potenciará la independencia y el sentimiento de poder llevar a cabo actividades sin la supervisión paterna, lo que es mucho teniendo en cuenta la sobreprotección a la que tenemos acostumbrados a nuestros hijos. Esto también mejorará la autoconfianza de los jóvenes, viéndose en la necesidad de afrontar situaciones en las que normalmente tienen el apoyo paterno.

– Asumirán responsabilidades nuevas, lo que ayuda a madurar y a verse en la necesidad de tomar decisiones.

Como padres, y si el campamento es fuera de tu entorno, seguro que tendrás temores: ¿se comerá todo lo que le pongan o se alimentará a base de patatas fritas y chocolate?, ¿tendrá ropa suficiente?, y la más importante, ¿nos echará de menos? Posiblemente la respuesta a las tres preguntas sea afirmativa. Ser independiente consiste en cometer error tras error hasta que uno mismo va aprendiendo a fuerza de equivocarse y es capaz de salir adelante en las situaciones que nos toca afrontar.

Eso sí, cuando cojas tus vacaciones en el trabajo, intenta pasar el máximo tiempo posible con tus hijos realizando actividades que puedas compartir. Como decía el anuncio, eso, no tiene precio.

may 15

Melilla, Ciudad Europea del Deporte

Hace unos días los melillenses tuvimos la enorme satisfacción de conocer que nuestra ciudad había sido designada como Ciudad Europea del Deporte para el año 2016. Todo un honor teniendo en cuenta las características de nuestra querida Melilla. Mediante este nombramiento la Asociación de Capitales Europeas del Deporte valora la apuesta por el deporte base y la actividad deportiva como un elemento saludable.

Y desde luego que en Melilla la actividad deportiva de forma amateur está en los picos más altos que se recuerdan, y sólo hay que darse una vuelta por el Paseo Marítimo y comprobar el numeroso grupo de personas que practican el running, el ciclismo o que simplemente caminan para estar en una mejor forma física.

De igual manera las carreras populares y las pedaladas organizadas por Melilla Con Bici son cada vez más numerosas, prácticamente una al mes, lo que permite a muchos melillenses tomar parte en competiciones deportivas, cada vez mejor organizadas y con un mayor entramado a sus espaldas, siendo el ejemplo máximo la Carrera Africana de la Legión, que consiguió superar las 2.000 inscripciones en su última edición.

En cuanto a la apuesta por el deporte base, otro de los puntos en los que se ha basado la designación, se puede hacer una lectura positiva del elevado número de licencias y competiciones que se desarrollan en la ciudad en deportes tan diferentes como fútbol, baloncesto, balonmano o gimnasia rítmica, entre otros.

Sin embargo, hay un punto negro en este segundo aspecto, la cantidad de incidentes que se producen en las instalaciones deportivas, fundamentalmente en partidos de fútbol de base, en los que se ven implicados espectadores, padres, jugadores y equipos arbitrales. Este es un problema que todos los implicados en el deporte base, tanto Ciudad Autónoma, federaciones, clubes, entrenadores y comités territoriales deben abordar de forma inmediata.

Las sanciones impuestas por insultar a una árbitro o amenazar de muerte a un juez de línea no van a impedir que vuelvan a ocurrir. Es necesaria una actuación en bloque de todas las partes implicadas desde un enfoque preventivo más que sancionador. Es mucho más efectivo inculcar valores en los participantes (adultos y jóvenes) que sancionar sin más.

Me consta que desde alguna federación deportiva se ha hecho el esfuerzo de intentar inculcar determinados valores y conductas en los padres de los jugadores, con escaso éxito, ya que no tenemos interiorizado que en el deporte base, además de competir, hay que educar.

Por eso creo que este nombramiento como Ciudad Europea del Deporte puede ser una enorme oportunidad para que desde todos los estamentos, con la Ciudad Autónoma de Melilla al frente, se haga un esfuerzo por intentar paliar, en la medida de lo posible, esas conductas.

abr 29

La importancia de las normas

Necesitamos normas, y no sólo en el mundo del deporte. Las normas ayudan a que la sociedad en la que vivimos funcione correctamente, al menos en teoría, y nos proporcionen unas pautas de actuación. Tanto en la familia, como en la escuela como en el trabajo se necesita que las relaciones estén basadas en unas determinadas normas, unas ideas claras sobre lo que está permitido y lo que no se debe consentir en ningún caso.

TDAH NORMAS

¿Te imaginas que en tu vivienda no hubiese unas normas?, ¿o en la escuela?, posiblemente sería imposible que las relaciones familiares o escolares funcionasen.

Pues lo mismo ocurre en el ámbito del deporte. Cualquier equipo, como grupo de personas que es, necesita de una serie de normas o instrucciones en las que asentar las formas de comportamiento que son admitidas y las que no. Seguramente el club al que pertenece un determinado equipo tiene su propio catálogo de normas, pero claro, pueden ser de índole más general y no se adapten a una determinada categoría o equipo. No se pueden aplicar las mismas normas a un equipo de minibasket que a un equipo júnior: los problemas no serán los mismos, y tampoco el modo de solucionarlos.

Además tenemos que tener en cuenta quién es la persona responsable de una determinada norma o conducta. Por ejemplo, el que los chicos no se peleen en los entrenamientos está claro que depende de los propios deportistas, además de la habilidad de su entrenador, pero el que un niño de 8 años llegue a tiempo a los entrenamientos o los partidos, ¿depende de él? ¿Podemos sancionar a un niño de esa edad o similar con no jugar por llegar tarde? En el deporte base hay normas que son para los chicos y normas que son para los padres, y hay que saber diferenciarlas correctamente si no queremos meter la pata.

Un catálogo de normas (o régimen interno, como prefieras) para un equipo de deporte base debe tener algunas características que lo validan:

– Deben ser pocas, claras y concisas, de poco sirve presentar a chicos de 7 años una lista con 25 “cosas prohibidas” ¿se acordarían

– En segundo lugar, y en la medida de lo posible, deben ser consensuadas, si participamos en la elaboración de nuestro régimen interno lo asumiremos como nuestro mucho más fácilmente.

– Es importante que el entrenador cuide que las “sanciones” por el incumplimiento de las normas tengan la lógica de ser acordes con la gravedad, y los chicos, al sugerir sanciones, van a ser bastante drásticos, de ahí que el papel del técnico será amoldar la conducta a la sanción.

– Las normas son aplicables a todos por igual, si consideras que no eres capaz de cumplir con este requisito en alguna norma, elimínala del catálogo, de lo contrario perderás toda tu credibilidad

Asegúrate de que todos los que participan del equipo: colaboradores, jugadores y padres conozcan las normas. Es fundamental utilizar las reuniones a principios de temporada para estos temas, y además ponlas en el tablón en el vestuario, mándalas por el grupo de Whatsapp que tienes con jugadores y padres, en definitiva, dalas a conocer.

Si sabemos los límites, tenemos mucho ganado en las relaciones que establecemos dentro de un grupo.

abr 15

Trabaja duro

Eres deportista. Te encanta tu deporte. Estás deseando que llegue el momento en que coges tus zapatillas, tu equipación, tu balón o tu bici y poder disfrutar de una de las actividades con las que más recompensado te sientes.

Tienes 10, 15, 40 o 50 años y sabes que vas a pasar un rato genial.

Q10-sports-El-talento-solo-es-una-parte-del-exito-el-resto-solo-es-trabajo-y-sacrificio

Y también sabes que hacerlo te supondrá un esfuerzo, sabes que cuando empezaste a jugar, correr o saltar fueron muchos los momentos de frustración por el tiro que no salía o porque te quedabas casi sin respiración cuando empezabas a subir una cuesta. Has tenido que trabajar duro para conseguir practicar tu deporte como quieres, al nivel que esperabas.

Pues esa misma forma de pensar y actuar es la que debemos transmitir a los chicos y chicas ((y a los no lo son tanto también) que se inician en un deporte para que puedan llevarlo a cabo también en su vida diaria.

Vivimos en una sociedad que ensalza el éxito, el triiunfo, el logro, pero que deja de lado en muchas ocasiones las interminables horas de trabajo que conlleva conseguir cualquier objetivo que te propones. Las interminables horas de estudio para un universitario o las inacabables horas de una jornada laboral para poder pagar la hipoteca o la luz. Y cómo no, la vida fuera de lo común que un deportista de élite ha tenido desde su niñez, en muchos casos alejados de la familia,

Debemos transmitir a los jóvenes que el éxito sólo se puede conseguir si trabajas, y mucho. Muchos chicos creen que las cosas vienen llovidas del cielo: la ropa, los móviles, las videoconsolas o el primer coche, es más, piensan que por ser jóvenes tienen derecho a tenerlo, y como sabemos, nada más lejos de la realidad. La cultura del esfuerzo y del trabajo sería la que deberíamos inculcar pues así será mucho más sencillo poder alcanzar los objetivos que nos propongamos.

Entradas más antiguas «

» Entradas más recientes