Trabaja duro

Eres deportista. Te encanta tu deporte. Estás deseando que llegue el momento en que coges tus zapatillas, tu equipación, tu balón o tu bici y poder disfrutar de una de las actividades con las que más recompensado te sientes.

Tienes 10, 15, 40 o 50 años y sabes que vas a pasar un rato genial.

Q10-sports-El-talento-solo-es-una-parte-del-exito-el-resto-solo-es-trabajo-y-sacrificio

Y también sabes que hacerlo te supondrá un esfuerzo, sabes que cuando empezaste a jugar, correr o saltar fueron muchos los momentos de frustración por el tiro que no salía o porque te quedabas casi sin respiración cuando empezabas a subir una cuesta. Has tenido que trabajar duro para conseguir practicar tu deporte como quieres, al nivel que esperabas.

Pues esa misma forma de pensar y actuar es la que debemos transmitir a los chicos y chicas ((y a los no lo son tanto también) que se inician en un deporte para que puedan llevarlo a cabo también en su vida diaria.

Vivimos en una sociedad que ensalza el éxito, el triiunfo, el logro, pero que deja de lado en muchas ocasiones las interminables horas de trabajo que conlleva conseguir cualquier objetivo que te propones. Las interminables horas de estudio para un universitario o las inacabables horas de una jornada laboral para poder pagar la hipoteca o la luz. Y cómo no, la vida fuera de lo común que un deportista de élite ha tenido desde su niñez, en muchos casos alejados de la familia,

Debemos transmitir a los jóvenes que el éxito sólo se puede conseguir si trabajas, y mucho. Muchos chicos creen que las cosas vienen llovidas del cielo: la ropa, los móviles, las videoconsolas o el primer coche, es más, piensan que por ser jóvenes tienen derecho a tenerlo, y como sabemos, nada más lejos de la realidad. La cultura del esfuerzo y del trabajo sería la que deberíamos inculcar pues así será mucho más sencillo poder alcanzar los objetivos que nos propongamos.

Deja un comentario